Seleccionar página

Wanda Maximoff ha sufrido incontables cambios en su vida, desde ser conocida como la hija mutante de Magneto a tener que descubrir su condición como humana evolucionada. El cine, la guerra por los derechos, el mundo televisivo y los cómics la han convertido en uno de los personajes más fascinantes de todos.

 

Wanda Maximoff, la Bruja Escarlata, ha sido tanto vengadora como villana, roles que ha alternado según los caprichos editoriales del momento. No obstante, su punto de quiebra lo tuvo cuando atacó a sus compañeros de equipo, asesinó a unos cuantos, destruyó su mansión y erradicó a los mutantes. La serie ‘WandaVisión’ coloca a Wanda Maximoff en el escaparate mundial, como nunca antes lo había hecho.

Si quieres leer el texto completo pincha aquí [texto íntegro en La Milana Bonita]

Que la Bruja Escarlata es uno de los personajes más difíciles, y complicados de entender e interpretar, de todo el universo Marvel, no es ningún misterio. Wanda es la hermana de Quicksilver, otro viejo conocido de Marvel. Pietro es el velocista por excelencia y otro de los hijos perdidos de Magneto, aunque a nivel de popularidad, Wanda siempre ha ido un paso por delante.

Wanda Maximoff ha tenido tantos cambios en su vida que sucumbir a la locura siempre ha tenido que contemplarse como una posibilidad. Por ello no es nada fácil seguir su camino, porque, para hacerlo, hay que tener en cuenta multitud de cabeceras, afiliaciones, amoríos y vueltas de sentido en un personaje que se entienda solo a través de su radicalización. 

Adiós Vengadores

Vengadores Desunidos es la historia de inflexión para Wanda, el momento que marca el antes y el después del personaje. ¿El motivo? La llegada de sus hijos, gracias a la magia del caos. Pero los gemelos no le duran demasiado, lo que origina que Wanda pase de heroína a villana. Descontrolada, perdida y sumida en una profunda depresión, Wanda estalla ante los superhéroes más poderosos, sin ningún tipo de oposición, hasta la intervención del Doctor Extraño. Ningún vengador puede hacer nada frente al poder estremecedor de Wanda Maximoff, incluido La Visión que cae ante su poder. Este fue uno de los combates más memorables de los últimos años, una joyita que iniciaría una de las transformaciones más profundas en Marvel con la llegada del guionista Brian Michael Bendis. Después de muchas idas y venidas, la saga Dinastía de M, y una redención heroica por parte de Wanda en La cruzada de los niños, sus hijos volverían a formar parte de su vida.  

Wanda y Pietro bajo los focos

Elisabeth Olsen, Aaron Taylor-Johnson y Evan Peters forman el triángulo de actores que se encargan de dar vida a Wanda y Pietro en cine y televisión, sin obviar a Paul Bettany y su interpretación de La Visión.

Los hijos de Wanda

De los dos, es Wiccan el más prometedor, un joven mutante con poderes mágicos destinado a hacer grandes cosas en la Casa de las Ideas. Incluso, muchos lo sitúan como futuro Hechicero Supremo, supliendo al conocido Doctor Extraño. El carismático brujo hace su primera aparición en el estreno de la cabecera Young Avengers en el año 2005 de la mano de Allan Heinberg y Jim Cheung. Sin embargo, para comprender su rocambolesca historia, junto a la de Speed, su hermano, hay que hablar del demonio Mephisto. Veremos qué nos ofrecen las versiones televisivas de Billy y Tommy.

Si quieres leer el texto completo pincha aquí [texto íntegro en La Milana Bonita]